septiembreverde

Esa hora que nunca existió, todavía,

no me duele tanto o me duele hasta el asfixio, aunque me asusta

por no haber ocurrido.

Comments are closed.