ojos prestados

A veces me da un poco de lástima o un poco de bronca o un poco de lapucha, leer lo que me hubiera gustado escribir.

Leer lo que me hubiera gustado que otros lean de mí. Escribir como aquellos que leo. Escribir aquello o aquella que leo.

Pero, al fin y al cabo, de ojos prestados estamos hechos.

One Comment

  1. Martín
    1 julio, 2012 16:36

    Anita! me pasa igual que a vos… y seguramente habrá muchos «la pucha» por delante. Pero bueno, la frase final lo sintetiza de alguna manera. Demás está decirte que me encantó la idea de los ojos prestados, me llenó la cabeza de imágenes y fue la que disparó este comentario =)
    Un beso grande.