marginales

desbocada,
te re busco
y me acerco al borde.
somos fuegos marginales
y lo sospechamos.
vamos memorizando las alegrías
y las cicatrices del diálogo, de las preguntas
todo se llena de preguntas
el pasto
los libros
el rock
los estacionamientos
los intervalos de luz
los intervalos anunciados sin luz
los mientras tantos que nos shockean y exponen la noche,
la dejan al lado de nuestros pies
húmedos
sacudidos de miradas que estuvieron siempre al costado:
como mis poesías
que jamás han sido mías.
¿Desde dónde nos miramos?
¿Desde la fe? ¿Desde la espera latenta y ensimismada? ¿Desde los impulsos?
Yo te encuentro.
No, vos me encontraste.
Vos me hablaste de la magia.
O lo imaginé.
Yo sé que solíamos dormir
y por un rato
sólo rescatamos frases de poemas ajenos.

Comments are closed.