aunque pierdas todas las encuestas

Siempre es como un rayo

que te deja estaqueado

que despelota el ecosistema

la energía

la emocionalidad

el pensamiento de lo emergente, de lo realizable

la verborragia sincericida

la (in)tranquilidad

las (posibles) noches compartidas

siempre, el pasto cerca y por si acaso, nuevos abrazos.

Es la palabra privilegio.

No necesité mucho rato para entender cuáles son tus prioridades y urgencias

y qué te hace sentir en casa.

Me gustó abrazarte.

Me gustó que lo pidieras.

Me gustó que necesitaras solo eso, una y otra vez.

Me gustó también pensar que pude ser yo.

Que pude dejarnos ser.

Y seguir lo que se daba.

Me gustó que me gustaras.

Comments are closed.