#yo

Dicen que la forma en que recibís al mundo, la forma en que el mundo te recibe, es pauta de cómo te tratará más luego, de cómo será tu bendita existencia. Dicen tantas cosas, me han dicho tanto desde el cuatro de julio de 1989, que ya sólo escucho quien me da pautas y ojos, para seguir naciendo. Para seguir recibiendo nuevos mundos.

Nací prematura, apuradísima, nací de milagro. Y nos salvamos tanto mi mamá, como yo. Casi inexplicablemente. Casi, por alguna razón. A mi criterio, fue por alguna misión que creo haber descubierto, de manera paulatina a lo largo de mis breves pero exasperadísimos años… nací para escribir, para leer, para comunicar, para expresar mi pasión por crecer, por creer, por CREAR y para movilizar, para abrir cabezas por medio de esas mismas palabras, que son “ensalmos”, que “dan vida a la vida”.

Provengo de una familia humilde pero por sobre todo muy trabajadora: mi mamá es docente, de grande siguió estudiando y ascendió a la Dirección de la Escuela Pública del pueblo. Mi papá jamás pudo estudiar siquiera la secundaria, y sin embargo sostiene con integridad su taller de electricidad. Y se perfeccionó en equipos satelitales. Soy la mayor de cuatro hermanos: Ana Laura (22 años, estudiante efervescente de Arquitectura, niñera), Manuel (20 años, futuro Profesor de Educación Física, jugador de la Primera de Duendes RC, colaborador del taller de mi papá) y Gaspar (18 años, estudiante secundario, que coordinó el blog de la Comuna Local, producto de Pujato 2.0, un proyecto presentado hace unos años y ahora trabaja en Congress Rental, empresa modelo). Entonces y por más que vivamos cerca de una ciudad grande como Rosario, siempre exisitieron limitaciones. Física, geográficas, económicas. Pero nunca ideológicas: nos enseñaron a hacer para ser. A trabajar hasta deshidratar los días, a entregar lo mejor de cada uno, en cada situación, siempre…

Hoy puedo estar orgullosa de mi pueblo, de Pujato, del que tantas veces quise irme, pero tantas veces me dio razones, personajes y espacios para que vuelva y le escriba. Es así…los Pujatos, somos así. Complejos, extraños. Mi historia literaria, empezó con una historia literaria, narrada en Pujato… “El club de los anti-perfectos”, fue mi primer cuento con reconocimiento internacional, cuando sólo tenía doce años. Del pueblo uno se quiere escapar, permanentemente. Pero no quedan espacios, no hay donde salir, no hay vetas desconocidas ni rincones o esquinas no transitadas y que no te espíen. Paradójicamente, sólo cuando lo quise, superé todas sus barreras.

De ahí, mi adolescencia fue puro cuento: escribí mucho, de a ratos, gané premios, de a ratos perdí amigas, recuperé voces, imaginé besos, versos. Y trabajé a morir, trabajé para ayudar a mi familia, porque somos muchos, y humildes. En casa, sobran los libros, y faltan zapatillas de marca, y hubo veces, que faltaron zapatillas…entonces, con el ejemplo de una abuela monumental, “La Piru” hicimos siempre lo máximo que pudimos. Pero nuestro leit motiv fue siempre ser honestos y creativos. Y no es fácil la cotidaneidad para quienes no tenemos ganas de competir por un espacio de brillo, en un “mundo mundano”.

Por eso, los libros han sido siempre mis alidos. Por eso la Universidad, acceder a sus puertas y a sus tantísimos universos, fue una de las mayores superaciones que lloramos en casa. Antes, ni mi mamá ni mi papá, pudieron, aún quisiendo tanto, formarse en ese nivel. Y con toda la pasión del mundo, con nuestros trabajos actuales, lo estamos logrando y también la vamos hackeando en sus fisuras.

Y nuestra vida, también me dijeron, está hecha, en buena parte de nuestros encuentos. Y uno de mis tantos encuentros, me condujo hasta un Alejandro, ahora un padrino postizo, que me regaló mi primera computadora. Por medio de ella, un invierno, llegué hasta otro Alejandro, el Magno. Alejandro Piscitelli, un referente nacional e internacional en materia de educación y nuevas tecnologías, un “maestro ignorante”, disruptivo, apasionado y apasionante. De su mano virtual, llegué al universo de la web. Y entonces, finalmente, ahora trabajo de lo que me emociona: enseñar. Enseñar y aprender con, desde y por la web. Pero por ese bendito útlimo Alejandro, y también ocasionalmente, por una bendita Heloísa Primavera…conocí a Ezequiel Ander Egg, director de una consultora internacional: Instituto de Ciencias Sociales Aplicadas. Fui nombrada Directora del Departamento de Comunicación de la misma. Y después llegó a mi vida Huellas Digitales, un proyecto de alfabetización digital en situación de crisis, por el que terminé trabajando en el IAE, la mejor escuela de negocios del país y coordinando una iniciativa similar para Fundación Ruta 4o=)

Así, el nacimiento me marcó la vida. Así vivo. Queriendo saber tanto, cada día, un poco más, cada día algo distinto. Cada día, algo que pueda hacer, un poquitito mejor, este mundo. Que me permita reescribirlo….así, es mi historia de superación, la historia de mi familia. Trazada y marcada por las palabras, por las instituciones que nos formaron, que nos dieron más alas, para seguir adelante. Claro que la universidad (en mi caso, estudios de Comunicación Social) es para todos, una herramienta sumamente eficaz de superación. Y lo sabemos, porque al llegar, llegaron, mis papás, mi abuela y sus infinitas y mágicas historias.

Este sitio es un regalo de otro amigo que se me cruzó en la vida, Raúl Drelichman.Esta página es un gran compendio de mis ideas, proyectos y pasiones. De las que fueron y quedaron registradas en otro blog, de las que serán.

CV

Un cuento que me representa

Una imagen que me identifica

19 Comments

  1. Yanina Caffetti
    2 marzo, 2010 19:23

    Sos un ejemplo a seguir Anita, la motivación y superación que sale por tus poros realmente hace ser buena persona a alguien con solo imitarte …Te quiero mucho!!! Espero tenerte siempre por la tierra colorada!

  2. Rosario de la Riestra
    15 marzo, 2010 11:03

    Ana, realmente el universo ha “conspirado” para conocernos y …. obviamente de la mano de tu madre! Espero que nuestro encuentro fisico y virtual sea el inicio de un largo recorrido juntas.

  3. Edu
    26 marzo, 2010 13:14

    Un blog muy interesante Ana, desde ahora tienes un nuevo lector.

    Saludos!

  4. Cris
    16 abril, 2010 11:14

    a primera vista se nota que sos una grande… vas a llegar lejos Anita Clarita, porque tenés algo que no abunda: pasión + creatividad + alegría.
    una enorme felicidad conocer a gente como vos.
    Seguimos :)
    Cris

  5. brunito
    19 abril, 2010 18:17

    mira que soy vago pero lo lei, sos una genia.. cuando sea grande quiero ser como vos :)
    besos!

  6. Ana
    19 abril, 2010 21:53

    Yo te conocí y se tu potencial… eras una gran niña! ahora una gran mujer… debieras ser comunista revolucionaria… conocés al PCR? Se una luchadora del pueblo y para el pueblo!

  7. Anaclara
    19 abril, 2010 23:44

    jaja mil gracias, dnd nos conocimos???? :) anaclaradvalle@hotmail.com es mi mail, pls escribime

  8. Andres Heredia
    4 mayo, 2010 01:05

    Hola Anita es un honor poder leer esto Nelson Fuentes me hablo de vos dijo que eras grosa y hoy lo comprobé, me encanta como escribís, llegas al alma. Éxitos

  9. Maria paz
    22 julio, 2010 11:13

    Ana me encanto, la verdad hermoso lo q escribiste !!! te felicito y sos un ejemplo a seguir realmente… ÉXITOS!

  10. jlbravin
    2 agosto, 2010 14:17

    Ana, felicitaciones por esta presentación en la cuál comparto mucho de lo que decís y es un placer tenerte como contacto. Joaquín

  11. juan
    9 febrero, 2011 02:31

    tu inspiracion, es nuestra motivacion¡¡ segui adelante…

  12. Manuela
    5 abril, 2011 23:36

    Anaclara, estamos queriendo mandarte un mail, pero nos rebota, puedes escribirnos porfa comunicate con Maca o conmigo, abrazo.

    Manu

  13. Emanuel Destefanis(nativo digital)
    15 junio, 2011 18:28

    hola anita clarita soy el ema (nativo digital)me re encanto tu historia fue muy inspiradora para mi.
    Te RE EXTRAÑO asi que avisanos cuando vas a venir para aca asi te podemos ver todos

  14. anita
    7 diciembre, 2011 01:12

    simplemente, me llamo igual y nací un año y 6 dias antes que vos, eso me llamó muchisimo la atencion y necesité comunicartelo.

  15. Etna
    11 diciembre, 2011 23:03

    Anita, vos sos una iluminada que ilumina a los demás. Serás de los niños indigo?? Es un honor conocerte. Intriga… sé que vos te las vas a ingeniar para saber quien soy, y si no, vale igual! beso grande

  16. Marcia
    6 marzo, 2012 11:33

    Anitaclarita:

    Me hiciste llorar y no es la primera vez, tu luz se desparrama por todas partes iluminando a las personas más sombrías.
    Gracias por dejar tu huella de esfuerzo y de superación, de cosas importantes, de familia, de orígenes, de principios, de fe, de amor, de ilusión, de realización.
    Sos como un mueble de la abuela en medio de una casa minimalista,te destacas por tu buena madera, por lo profundo de tu diseño y dan ganas de tenerte siempre cerca y que nos contagies.
    te quiero Anita :)

  17. Anucha
    26 marzo, 2012 00:25

    Te encontre buscando mi nombre Ana Clara, buscaba una Ana Clara revolucionaria que me dijeron que hubo con este mismo nombre y caí acá. Realmente estoy en la misma busqueda y sanacion personal, me identifiqué mucho con vos y tus palabras… Realmente encontré otra revolucionaria. Cariños desde el alma y para el alma… Ana Clara (27 años. Trelew- Chubut)

  18. yo
    16 junio, 2012 20:34

    Nenaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, iluminada con luz propia y superior!!!! perdòn!!!!no te habìa leìdo!! cuànto nos une, por eso a veces ….. la distancia!! Pero sabès que te amo mucho!!!!!!!!!

  19. alejandro
    5 agosto, 2012 04:35

    hacia mucho tiempo que no leía algo tan bello y sincero!!! te busca un gran abrazo y unos mates de mi parte!

Deja un comentario